Consejos para conducir con nieve una autocaravana

7 de Enero de 2021

Alquilar una autocaravana en invierno y pasar, al menos, un fin de semana disfrutando de bonitos paisajes y entornos naturales envidiables es siempre un buen plan. Las autocaravanas que puedes encontrar en Ac-llar, cómo no, incluyen calefacción y agua caliente para que la experiencia sea inolvidable pero ¿qué ocurre si os sorprende la nieve? os ofrecemos algunos consejos de seguridad al conducir.



¡Nieve cerca de casa para el próximo fin de semana! Plan asegurado: alquilar una autocaravana e ir a disfrutar de un ambiente espectacular y sorprendente. Eso sí, puede ser que sea un auténtico temporal e ipso facto caiga más nieve de la que esperabais. ¿Qué hacer? mucha precaución a la hora de conducir.



Los paisajes nevados son dignos de las mejores postales del invierno, donde lejos de las ciudades nos esperan tranquilos y apacibles pueblos cubiertos con un bonito manto blanco. Estampas que nos aseguran un fin de semana idílico, sobre todo si viajamos bien en familia o en pareja pero ¡ojo! mucho cuidado porque la nieve también puede ser peligrosa. Estos consejos para conducir con nieve una autocaravana os serán de gran utilidad.



Cómo conducir una autocaravana con nieve



Lo primero que debéis tener en cuenta es conducir mucho más lento y suave de los normal, la nieve puede hacer que las ruedas pierdan el control y eso es lo último que queremos a la hora de conducir.



Debéis intentar circular siempre con la marcha más larga posible y a un nivel bajo de revoluciones. Huelga decir que aparte de reducir la velocidad, es importante que controléis la distancia de seguridad de la autocaravana respecto a otros vehículos de la carretera.



Es importante que tengáis el depósito de combustible lo más lleno de gasolina posible, porque seguramente al conducir debáis gastar más al ir más lento y también para tener, como no, calefacción durante buena parte de la escapada.



Otro consejo de cómo conducir con nieve en autocaravana es tener mucha paciencia al volante, no realizar frenadas bruscas y colocar resistentes en los depósitos de agua. El objetivo de esto último es evitar que se congelen dado las bajísimas temperaturas que vais a tener que soportar.



Antes de encender la calefacción comprobad que todo esté bien. Y es que la acumulación de nieve en el techo podría estar taponando la salida de humos de la calefacción lo cual es peligroso. Del mismo modo que puede taponarse de aire por el frío de la tubería. Empieza con la calefacción al mínimo y súbela poco a poco durante el viaje.



El uso de cadenas es, cómo no, importante. Si vais a comprar una autocaravana es importante que conozcáis cadenas como Spider, compuesta por dos partes. Por un lado, un disco que se sujeta sin dificultad a las llantas de los neumáticos con tornillos, y por otro una cadena de plástico y acero que hace de red para la rueda.



Otra opción son las cadenas de acero, las más habituales. Cadenas entrelazadas que hacen que la autocaravana no resbale y podáis conducir bien. También permiten una mejor adhesión al suelo por parte del neumático. Son económicas aunque muy ruidosas.



Y por último tenéis a vuestra disposición las fundas textiles. Fabricadas en lona cubren el neumático. Son baratas, sencillas de usar… pero ¡ojo! no recomendables para grandes temporales y de uso habitual.



Ante todo cuando haya nieve, recordad: precaución al volante, depósito lleno y conducir muy despacio. ¡Y a disfrutar de la nieve y de vuestra autocaravana! En este otro artículo, además, os contamos varios consejos para hacer más amenos vuestro trayecto en autocaravana,